La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

 

 

LA FÓRMULA EXITOSA DE TOM WOLFE

 

Las técnicas del periodismo (la encuesta, la observación participativa, la entrevista y la verificación de la información) pueden resultar útiles

para la novela.

Todo comenzó cuando el Herald Tribune envió a Tom Wolfe a hacer un reportaje y se quedó con la idea de que ahí había otra historia, así recurrió a otras técnicas literarias para retratar mejor esa realidad y fundó el Nuevo Periodismo. ¿En qué consiste? Delinea cada escena, resalta los detalles, trata de evitar la simple narración lineal, presenta los hechos desde el punto de vista de un personaje particular, recurre a cualquier artificio literario, desde el diálogo hasta el monólogo, puede emplear varios géneros, adoptar el narrador el lenguaje del entrevistado. El objetivo es ofrecer al lector la información objetiva, pero también “meterlo” en la mente y la emoción del personaje. Se sitúa en la línea de la corriente del realismo social del siglo XIX, de los “periodistas-novelistas” como Balzac, Zola, Dickens... O del XX como

Hemingway o Dos Passos...

 

 

EL SECRETO DE

TOM WOLFE

 

Su secreto para fabricar un best-seller consiste en tomar la sociedad como protagonista, ponerse a escribir cada mañana diez páginas en su vieja Underwood y controlar a su editor para que lance el libro con mucha publicidad y anunciando una obra maestra. Su protagonista es siempre Nueva York, observarla es su método de trabajo

Según él, los novelistas se habían ido alejando cada vez más de la realidad, no había en EE.UU. un Balzac o un Thackeray.

Delinea cada escena, resalta los detalles, trata de evitar la simple narración lineal, presenta los hechos desde el punto de vista de un personaje particular, recurre a cualquier artificio literario, desde el diálogo hasta el monólogo, puede emplear varios géneros, adoptar el narrador el lenguaje del entrevistado.

Su meta: ofrecer al lector la información objetiva, pero también “meterlo” en la mente y la emoción del personaje. Se sitúa en la línea de la corriente del realismo social del siglo XIX, se propuso tomar un período tan increíble como los '60” y hacer posible un periodismo que se leyera igual que una novela. Truman Capote con A Sangre Fría, y Norman Mailer con Los ejércitos de la noche, ya habían hecho algo así.

 

 Empieza cada libro con una meta:

“escribir el mejor libro del mundo"

 

 

LAS CUATRO TÉCNICAS

QUE APLICA

 

Wolfe es barroco y temperamental a la hora de escribir, usa los signos de puntuación, las interjecciones, las onomatopeyas y los pleonasmos hasta el límite, llegando incluso a inventar sus propios signos, como el siguiente: :::::::: En un hecho particular y aparentemente sin importancia es capaz de ver un fenómeno oculto.

 

PRIMERA TÉCNICA

LA ESCRITURA POR ESCENAS

Construye la novela como una sucesión de escenas, a la manera del teatro o el cine. Detiene una escena y pasa a la siguiente dejando unas líneas en blanco, sin transición, ni intervención de un narrador, como en los libros de historia, lo cual supone que cada una es construida como una unidad: con entrada y salida de personajes, confrontación y un “telón” final.

Así, a diferencia de la típica técnica del narrador, en la que el lector tiene la impresión de que hay una voz que le cuenta la historia, participa directamente de la escena como si viera y escuchara a los personajes. El efecto de realidad es mayor.

 

SEGUNDA TÉCNICA

REGISTRO Y REPRODUCCIÓN DEL DIÁLOGO

El maestro es Charles Dickens. Siempre para reforzar el efecto de realismo, prefiere hacer hablar a los personajes, que hablar él mismo. Por ejemplo, se registra cómo un entrevistado conversa con un camarero, cómo se despide de su esposa, etc., aunque este diálogo no se vincule al tema. Esta técnica, respetada por la mayoría de los novelistas modernos, evita el efecto de "túnel" provocado por las largas descripciones o las largas explicaciones que pueden agobiar al lector. La regla es: ninguna página sin al menos un pequeño diálogo  (o un monólogo).

 

TERCERA TÉCNICA

UTILIZAR PUNTOS DE VISTA LIMITADOS

El maestro es Henry James, y se opone a la del narrador omnisciente como Balzac o Zola. Consiste en presentar cada escena a través de la mirada de una persona, y no desde un punto de vista global, impersonal.  Por ejemplo, si describes una boda, puedes hacerlo desde el punto de vista de la novia, del novio, del padre de uno de ellos, del juez o del invitado, a elegir. Pero nunca desde un punto de vista "aéreo", global, como si el narrador viese la escena "por encima" y leyera en todas las conciencias.

Es como en la vida: nosotros vemos desde nuestro punto de vista y no somos jamás omniscientes. 

 

Narración desde el punto de vista de un personaje. Para Wolfe, Truman Capote da una clase magistral al narrar el asesinato de los Clutter en A sangre fría a través de la historia y los sentimientos de los asesinos. Consiste en presentar cada escena al lector a través de un personaje en particular, como si estuviera metido en su piel y experimentando la acción. Wolfe casi nunca usa la primera persona, sino que cambia el punto de vista según el personaje. Por ejemplo, en La chica del año emplea tres puntos de vista: el suyo, el del personaje principal (Baby Jane) y el de las personas que la están mirando:

 

"Flequillos melenas bouffants peinados campana gorras Beatles caras mantecosas pestañas postizas ojos pintados jerseys rellenos puntiagudos sostenes franceses chaquetas de cuero con flecos pantalones tejanos ceñidos culos golosos botas altas con cremallera botas cortas zapatillas Knigth de bailarina, cientos de ellas, esas llamativas pollitas, agitándose y gritando, corriendo de un lado para otro dentro del teatro de la Academy of Music bajo aquella vasta y vieja y polvorienta cúpula con querubines allá arriba –¿no son supermaravillosas?

–¿No son supermaravillosas? –exclama Baby Jane y añade–: ¡Hola, Isabel! ¡Isabel! ¿No quieres sentarte entre bastidores, con los Stones?

El espectáculo no ha comenzado aún. Los Rolling Stones no han salido ni siquiera a escena, el local está repleto de una gran penumbra negruzca y mugrienta, y de esas llamativas pollitas.

Las chicas se retuercen de esta manera y de aquella otra en el pasillo y a través de ojos fuertemente pintados, balanceándose con sus pestañas postizas Lengua de Tigre Lámeme y sus apliques negros, balanceándose como árboles de Navidad de escaparate, no dejan de mirarla a ella –Baby Jane– sobre el pasillo.

¿Qué diablos es esto? Ella es vistosa hasta el más desaforado de los extremos. Su cabello se yergue sobre su cabeza en una enorme corona hirsuta, un bronceado intenso florece en una cara angosta con dos ojos abiertos –¡swock!– como paraguas, con todo ese pelo que flota sobre una casaca hecha de... ¡cebra! ¡Esas pobres franjas huérfanas! ¡Oh, maldita sea! Ahí está con sus amigas, algo así como una especie de abeja reina para todas las llamativas pollitas que hay por doquier" .

El párrafo inicial es un torrente de ropa que termina con la frase: "¿No son supermaravillosas?". Con esta frase el punto de vista pasa a Baby Jane, y a través de ella miramos a las chicas llamadas pollitas. La descripción continúa a través de la mirada de Jane hasta la frase "no dejan de mirarla –a ella– Baby Jane", a partir de la cual el punto de vista pasa a las pollitas y el lector mira a Baby Jane a través de ellas.

Esta técnica del punto de vista resultó ser la más criticada, porque en algunos casos implica meterse en la mente de las personas para hablar desde ellas. Wolfe lo hizo por primera vez con Phil Spector, un famoso productor de discos que viajó con los Beatles a EE.UU. y sufrió un ataque de paranoia en el avión. Tom describió sus sentimientos desde el propio Phil, atribuyéndole ciertos pensamientos y sensaciones, por lo que mucha gente lo criticó por ser fantasioso y falto a la verdad. Pero el productor dijo que Wolfe había sido más exacto que nadie para describir su paranoia, incluso más exacto de lo que él mismo hubiera podido ser. Fue todo un triunfo para el Nuevo Periodismo, pero sin lugar a dudas es una técnica cuestionable.

 

CUARTA TÉCNICA

DESTACAR LOS ESTATUTOS SOCIALES

Elementos simbólicos del status: A juicio de Wolfe este es el menos comprendido de los procedimientos. Apunta a la relación que existe entre gestos cotidianos, hábitos, costumbres, modales, ropa, forma de tratar a los superiores y a los inferiores, miradas, formas de caminar, etc., y el status de una persona.

Cada personaje es un ser social: pris dans les rapports de statut et de hiérarchie.  Si l'écrivain veut être réaliste, il doit en tenir le plus grand compte.  Plus la distance sociale est grande entre deux personnages, et plus ce dernier conseil est judicieux. El patrón frente al obrero, el padre frente al hijo, el político frente a los electores, el turista frente al nativo, el ama de casa frente a sus invitados... Por lo tanto, la  "distancia" psicosocial entre los personajes tiene gran importancia para rendir cuentas de la situación, para lo cual el escritor se vale de la manera en que un personaje considera a otro.

Wolfe opta por la novela psico-social en la que la figura del individuo como integrante de un grupo social se nota claramente, como en la vida. Balzac es célebre por comenzar una escena sólo con la descripción del decorado (el edificio, el mobiliario...) y de no hacer “entrar” a los personajes hasta mucho después.  Sin duda, el lector moderno soporta más que mal lo que puede considerar como inútil en un relato.

 

Resumiendo

 

No se trata sólo de dar a los personajes un espesor psicológico, es necesario que este espesor sea tomado en su tejido social: decir “él ganaba cien millones por año, no es algo trivial, es esencial en USA.